Seguidores

lunes, 9 de febrero de 2009

Setenta mil veces siete

En esta vida te conocí
doy gracias por eso
doy gracias porque te amé
y porque me sentí amada.

Lo que vino después,
el amargo sabor de la verdad
por algo lo debía vivir
te doy gracias también por eso
porque con eso crecí

Gracias por haberte cruzado en mi camino
gracias por despertarme al amor
gracias por abrir en mí el baúl de la pasión
gracias por darme el amor que me diste

Eres un gran hombre,
oj-alá que Dios te de a tí
multiplicado setenta mil veces siete
lo que tú me has dado a mí

3 comentarios:

SeaSirens dijo...

De eso, hay que comprender que a veces aprendemos, verdad?
Nos preparan para la adversidad del mañana y eso, si lo piensas, está muy bien.
La verdad es que me he sentido bien, al leer tu poema. es una manera de ver las cosas y quizá yo debería también sabeer agradacerle tanto...SETENTA MIL VECES SIETE!! Jeje.

Te ha quedado ideal.

Besos!

7 dijo...

7 saudos

Maria Varu dijo...

Sabes Mag? el que perdona siente dentro una sensación de calma, una experiencia de paz que multiplica el empuje de vivir.

¡Qué hermoso sentir!

Un abrazo.

María