Seguidores

martes, 24 de febrero de 2009

Hoy te comparto algo de Jaime Sabines,
siempre es rico encontrarse con sus letras

Soy mi cuerpo
Soy mi cuerpo. Y mi cuerpo está triste y está cansado. Me dispongo a dormir una semana, un mes; no me hablen.
Que cuando habrá los ojos hayan crecido los niños y todas las cosas sonrían.
Quiero dejar de pisar con los pies desnudos el frío. Échenme encima todo lo que tenga calor, las sábanas, las mantas, algunos papeles y recuerdos, y cierren todas las puertas para que no se vaya mi soledad.
Quiero dormir un mes, un año, dormirme. Y si hablo dormido no me hagan caso, si digo algún nombre, si me quejo. Quiero que hagan de cuenta que estoy enterrado, y que ustedes no pueden hacer nada hasta el día de la resurrección.
Ahora quiero dormir un año, nada más dormir
Jaime Sabines

Un abrazo

1 comentario:

Maria Varu dijo...

Pues estaría bien dormirse cuando uno cruza inviernos y noches para despertar con la luz del nuevo día y en primavera.
Dormirse y olvidar lo que muchas veces nos arrastra, aunque quizás si uno lo piensa, de todo se aprende.

Un abrazo Mag

María